Perspectivas y análisis sobre ludopatía en el congreso nacional de jugadores rehabilitados Perspectivas y análisis sobre ludopatía en el congreso nacional de jugadores rehabilitados

La segunda jornada del congreso nacional de la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) ha abordado aspectos como el tratamiento de la ludopatía en diferentes colectivos –jóvenes, mujeres-, la regulación desde el ámbito estatal y regional, el papel de los operadores públicos y privados y la influencia de la publicidad.

“Hay que hacer visible el problema de la ludopatía femenina”, afirmó en su intervención la doctora en Psicología y profesora de la Universidad de Deusto Paula Jáuregui. Contar con “una red social de apoyo es fundamental para afrontar el tratamiento y muchas veces la mujer no cuenta con ella. Las mujeres viven con mucha vergüenza su ludopatía porque son juzgadas no solo como jugadores sino también como mujeres a las que se acusa de no atender sus obligaciones”.

Hasta ahora la mujer llega al juego a una edad más tardía que los hombres, en torno a los 34 años frente a los 20 de los varones, aunque la adicción se desarrolla en menos tiempo y el juego online provoca un descenso en la edad de inicio del juego, señaló Jáuregui.

Por su parte el doctor Hibai López, investigador de la Universidad de Nottingham Trent, se centró en los jóvenes y las nuevas formas de jugar. En su opinión “el gran problema es que tenemos poca información sobre cómo internet genera nuevos problemas o agrava los que ya existían”.

La falta de estudios sobre prevalencia del juego en adolescentes hace muy difícil saber cuál es la evolución. López explicó que el acceso a internet está modificando el juego y señaló dos tipos de efectos, “los situacionales y los estructurales, los primeros hacen referencia a la facilidad que tienen los jóvenes para acceder, la publicidad, etc. y en los efectos estructurales hablamos del diseño del juego, antes había que esperar días para conocer los resultados y ahora es todo inmediato”.

“Comorbilidad en el tratamiento” es el título de la ponencia de la doctora Mónica Gómez, de la Unidad de Juego Patológico del hospital de Bellvitge, quien explicó que las terapias son “trajes a medida” que han de tratar la ludopatía y otras enfermedades que en muchas ocasiones van a asociadas a ella, y entre ellas pueden encontrarse otras adicciones, por ejemplo al alcohol u otras sustancias o estados depresivos. “La coordinación entre dispositivos sanitarios es fundamental para el tratamiento”, afirmó y citó ejemplos como los efectos secundarios que pueden ocasionar algunos fármacos o la necesaria atención a personas con tendencias depresivas.

El jugador y la sociedad

Regulación normativa, juego público versus juego privado y publicidad fueron los ejes de la segunda mesa redonda. El secretario de la Fundación Social del Juego de Castilla y León, Jesús Serrano, planteó en su intervención “una aproximación a la industria del juego privado”, un sector que a nivel nacional representa el 2,5 por ciento del Producto Interior Bruto.

Serrano representa a la asociación de bingos de Castilla y León, que agrupa a 21 salas. Los datos de generación de empleo a nivel nacional suponen 60.000 puestos directos y 160.000 indirectos y una recaudación de 1.200 millones en impuestos directos, afirmó.

El delegado territorial de la ONCE en Castilla y León, Ismael Pérez, por su parte, explicó que las diferencias fundamentales entre el juego público y el juego privado radican en “cómo lo hacemos, nuestros fines son diferentes. Nuestro modelo es singular, una mezcla entre operador público y privado”.

En el ámbito de la regulación, la jefa del Servicio de Juego de la Junta de Castilla y León, Pilar Delgado, señaló que las competencias autonómicas se refieren exclusivamente al juego privado. El papel de la administración se centra en la regulación de “esta actividad económica normalizada y en la protección de los consumidores”.

El subdirector de la Dirección General de Ordenación del Juego del Ministerio de Hacienda, José Antonio García, recordó que en España la comercialización del juego online comenzó en 2011 y que los objetivos fundamentales de este organismo son “la protección de los sectores vulnerables –menores y afectados de ludopatía- y la lucha contra el juego ilegal”.

Por último, la doctora Ana Estévez, profesora de la Universidad de Deusto, habló sobre una de las cuestiones recurrentes en este congreso: la publicidad del juego. En su opinión es preciso “seguir realizando estudios que pongan de manifiesto cuáles son las consecuencias de esa publicidad en jóvenes y adolescentes”.

El congreso continúa el domingo con testimonios por parte de las asociaciones participantes, que proceden de once comunidades autónomas, y la conferencia de clausura sobre “La importancia del trabajo en equipo en el proceso de superación personal”, a cargo del sociólogo Francisco Montilla y el psicólogo José Satorres.